El e-learning en mi compañía no funcionará”. “Seguro que tienen mucho presupuesto como para tener un LMS”. “Eso lo hacen porque tienen muchas personas  gestionando detrás”.

Estas afirmaciones y alguna otra son las creencias más habituales que nos encontramos en nuestro día a día con algunos Directores de RR.HH y Responsables de Formación cuando les presentas buenas prácticas y proyectos de éxito que hemos llevado a cabo en compañías similares a las suyas, incluso del mismo sector. Son creencias que en algunos de nuestros interlocutores a base de repetirlas las han llegado a interiorizar y convertir en una especie de mantra que parece que les pone a salvo de cualquier embestida de los consultores de compañías de tecnología para la formación. ¿Son ciertas esas creencias? como todas las creencias no es que sean ciertas o no, son una percepción subjetiva de la realidad que asumimos, damos por buenas y que en ocasiones nos pueden llegar a limitar, en este caso para abordar proyectos innovadores.

¿Cuáles son algunas de las creencias más habituales que existen sobre el e-learning?

1.- Los costes de implantación y puesta en marcha de un proyecto de e-learning son altísimos.

El mundo del e-learning ha cambiado y ha cambiado mucho. De un modelo de softwares tremendamente caros en su implantación y mantenimiento posterior, a softwares igual de robustos con modelos comerciales muy flexibles que te permiten arrancar con un proyecto a la medida de lo que necesitas y de tu presupuesto para ese proyecto y posteriormente ir creciendo en funcionalidades, suites, usuarios, etc.

2.-Implantar un LMS es muy difícil y tengo que contar con ayuda de otros departamentos.

Cada vez más la tendencia actual es “plug & play”. El trabajar con LMS con un modelo SaaS puro permite tener una plataforma montada prácticamente en horas, luego tendrás que parametrizarla a tus necesidades y para ello tu proveedor tiene que contar con la tecnología y los procesos contrastados como para que tú, junto con él, seáis autónomos sin contar con otros departamentos y sólo en los casos en los que ya quieras realizar otro tipo de implantación en los que integres el LMS con tu ERP corporativo será necesaria la intervención de otros departamentos.

3.- No tengo un equipo que se pueda dedicar a la gestión de una plataforma y de un modelo e-learning.

En la actualidad un buen LMS no sólo no va a generar más trabajo sino que además te va a ayudar a hacer más eficiente el que estás haciendo actualmente. Los LMS actuales van más allá de un “Lanza Cursos” on-line. Son verdaderas herramientas que gestionarán la formación de manera integral en tu compañía, la formación presencial y on-line, tu modelo de escuelas o incluso tu universidad corporativa. Aplicaciones que cuentan con un gran número de automatismos que aligeran la gestión y te dan una autonomía absoluta.

4.- Una vez implantado el modelo hay que mantenerlo e invertir muchos recursos en mantenerlo.

La formación actual va más allá de un simple curso Scorm de Liderazgo o uno de PRL. Ahora puedes ser capaz de crear itinerarios de formación con los mismos costes que actualmente o incluso a coste cero. Dentro de los LMS actuales existen plugins y herramientas que te permiten crear cursos, programas e itinerarios de alto impacto con coste 0, utilizando recursos de los que tú ya tienes dentro de tu organización o utilizando esos plugins que te permiten trabajar con documentación existente, convertir en Scorm vídeos de procesos y sistemáticas, crear cuestionarios, traer contenido libre de internet, etc.

5.- El e-learning en mi compañía no funcionaría.

He dejado esta creencia para el final porque quizás es la más habitual y la más limitante a la hora de abordar no sólo un proyecto de e-learning, sino de cualquier tipo. Es la que en muchas ocasiones esconde una reflexión realizada en un momento en concreto, una fotografía estática de cómo era tu organización, una creencia que quizás al estar tan dentro de la compañía y de su día a día no te permite darte cuenta de que tu organización no es un ente autónomo y estático sino que avanza, una organización en la que seguro que se están incorporando perfiles muy diferentes a los que tenías hace tan sólo un par de años. Una organización en la que, el modelo de negocio y de gestión, después de esta etapa que hemos pasado, se han tenido que adaptar al nuevo escenario y en el que las tecnologías que existen actualmente no son ni tan siquiera las de hace un par de años, por lo que realizar una aseveración tan rotunda puede hacer que se estén perdiendo oportunidades de arrancar proyectos, en un principio de bajo riesgo, de bajo coste y rápido retorno que te hagan salir de esa creencia.

 

Miguel Valverde – Chief Executive Officer

Etiquetas: , , ,